Aprende a conjugar verbos con el conjugador de bab.la

Al aprender un nuevo idioma, uno debe memorizar infinidad de verbos, pero el verdadero reto es aprender a conjugar estos verbos. La conjugación, que no se debe confundir con la declinación (alteración de sustantivos y adjetivos), es la modificación de la forma original de un verbo de acuerdo a la persona, número, género, tiempo, aspecto, modo y voz, entre otras, cosas según el idioma que se esté aprendiendo.

Conjuga verbos en diferentes idiomas

Existe una inmensa cantidad de verbos y sus formas conjugadas pueden variar muchísimo en ciertos idiomas. Por esta razón y para aprender de manera más rápida y efectiva, es importante tener a mano una herramienta que te permita conocer de un vistazo la conjugación completa. El conjugador de bab.la cuenta con una extensa base de datos que contiene tanto verbos irregulares como regulares en todas sus formas. Encontrar lo que buscas será cuestión de segundos. En la página principal verás todos los idiomas disponibles y haciendo clic en el que te interesa, podrás empezar a aprender a conjugar verbos. Además, puedes incluso descubrir los verbos más comunes en el idioma que estás aprendiendo en la lista de verbos de esta página.

Todos los verbos de un solo vistazo

Sin embargo, si estás buscando un verbo que no aparece en la lista, puedes también encontrarlo de manera manual, lo cual hace del conjugador una herramienta todavía más fácil de usar. Elige el idioma que prefieras e introduce el verbo en cuestión en la barra de búsqueda. Verás la forma infinitiva del verbo en la parte superior de la página seguida de otras formas verbales que varían dependiendo del idioma, y finalmente la conjugación completa con todos sus tiempos verbales y modos (indicativo, subjuntivo…). En la parte de debajo de la página encontrarás más información adicional de relevancia sobre el verbo en cuestión.

Aprende a conjugar verbos fácilmente

Quizás hayas oído aquello de que la conjugacion de verbos es una de las partes más complicadas al estudiar la gramática de un idioma extranjero, pero resulta que es esencial para aprender a hablar dicho idioma con fluidez. Además, en realidad no es tan complicado como lo pintan; conjugar verbos es más fácil de lo que creemos. Los verbos regulares son muy sencillos de conjugar en la mayoría de los idiomas, por lo que en seguida te harás con ellos. Los verbos irregulares, son otra historia, ¡pero esto no quiere decir que aprender a conjugarlos sea misión imposible! Como todo en la vida, es cuestión de tiempo y práctica. Siempre y cuando tengas claro tu objetivo y cuentes con las mejores herramientas para ello, nada se te resistirá.