Francia

Empieza a vivir la vie en rose

Cuando oímos el nombre de "Francia" la mayoría de nosotros no podemos evitar que la primera imagen que se nos venga a la cabeza sea la de una terraza con vistas a la torre Eiffel, el aroma de un croissant recién hecho y La valse d'Amélie sonando de fondo. Pero resulta que la comida, el arte y el turismo no es lo único bueno que Francia tiene para ofrecer. El país galo destaca también por su economía sólida, su alto nivel de vida y sus envidiables condiciones laborales. Aquellos espabilados que ya sabían esto, hicieron las maletas hace tiempo. Si tú también quieres dar el paso de empezar una nueva vida en el extranjero, ¡aquí te desvelamos todas las razonas para hacer de Francia tu próximo destino!

Que Francia es uno de los mayores destinos turísticos del mundo es algo que a nadie extraña. Por si la cocina francesa no fuera atractivo suficiente, el país presume además de montones de bellos pueblecitos, preciosas playas y un clima agradable. Pero lo que hace que los turistas se conviertan en residentes es el alto nivel de vida del que goza el país, donde destacan las atractivas oportunidades laborales.
Siempre que pongas buen empeño en aprender francés y tener un nivel decente lo antes posible, integrarse en la cultura francesa resultará relativamente fácil ya que el estilo de vida es algo similar al de países como España o Italia. Los franceses adoran su tiempo libre, la buena comida y la sobremesa; además, siempre buscan un buen equilibrio entre su vida personal y profesional.

Descubre sus grandes oportunidades

Francia se ha convertido en un destino predilecto para expatriados procedentes de todo el mundo debido a su potente economía. El país es la sede de no solo incontables instituciones de la Unión Europea, sino de organizaciones internacionales como la UNESCO, la Organización Internacional para las Migraciones o la OCDE, entre muchas otras. Asimismo, Francia cuenta con una larga tradición en el mundo de los negocios; muchas de las grandes multinacionales que hoy tienen presencia en los cinco continentes fueron en su origen fundadas allí. Toda esta diversidad se traduce en un muchísimas oportunidades de trabajo para candidatos con un perfil internacional. Sin embargo, se ha de tener en cuenta que hablar francés es un requisito imprescindible.

Aprende francés: la langue de l'amour

El francés es uno de los idiomas más extendidos por número de hablantes, uno de los idiomas principales de la Unión Europea, el idioma de la diplomacia ... e incluso el idioma del amor. Sea como fuere y dejando los tópicos a un lado, aprender francés es una decisión muy acertada que puede traernos infinitos beneficios. En el mercado laboral, es un idioma con gran demanda, no solo por la presencia de Francia, sino por la de muchos otros países africanos y del Medio Oriente en los que el francés sigue siendo un idioma oficial o al menos en uso, y que resultan zonas cada vez más atractivas para Occidente desde el punto de vista de los negocios. De hecho, cada vez más estudios corroboran el pronóstico de que el francés se convertirá en el idioma con más hablantes nativos del mundo para el año 2050, precisamente por la influencia de estos países francófonos africanos en los que la población tiene un elevado potencial de crecimiento. Seguramente estos motivos han sido suficientes para despertar tu interés por este bello idioma, por lo que te animamos a que no esperes más y te propongas aprenderlo. Con nuestro diccionario de francés y nuestra herramienta para conjugar podrás dar tus primeros pasos en el vocabulario y la gramática; ésta última tiene muy mala reputación entre los estudiantes de francés, pero siendo tu idioma materno el español, ¡tienes un largo trecho del camino ganado! La pronunciación francesa es otra cosa que también se las trae, por eso conviene que practiques tu comprensión escuchando las palabras haciendo clic en el botón de audio de nuestro diccionario. Todos estos conocimientos teóricos los puedes después poner en práctica con tests y juegos, que harán de aprender francés todo un entretenimiento.

Claves para trabajar en Francia

Francia es la segunda economía europea y el tercer país más grande del Viejo Continente; las multinacionales francesas son también de las más extensas del mundo, destacando especialmente en las industrias automovilística, química, textil, alimenticia, de transportes, de telecomunicaciones y del turismo. Esta última representa, de hecho, una parte considerable del PIB francés y no es de extrañar, por tanto, que el país sea considerado el destino turístico más popular del mundo año tras año. Su férrea economía hace de Francia también un país atractivo desde el punto de vista laboral. Las condiciones allí son envidiables: sueldos competitivos, jornadas de 35 horas semanales y un mínimo de 30 días hábiles de vacaciones al año, por mencionar algunas. El grueso de la actividad económica se concentra en París y su área metropolitana, donde las oportunidades profesionales abundan, pero también hay una fuerte oferta laboral en las regiones de Marsella, Lyon, Toulouse y Niza. Para ser un candidato con buenas posibilidades de éxito en el mercado laboral francés, como en cualquier otro, el primer requisito a cumplir es hablar el idioma con fluidez; el segundo, hacerse destacar entre la feroz competencia. Prepara tu currículum en francés con esmero y no olvides dedicar tiempo también a tu carta de presentación. Un pequeño detalle a tener en cuenta es que en ciertos sectores las empresas francesas siguen prefiriendo estas cartas escritas a mano, y no en formato digital. Por otro lado, a la hora de buscar trabajo en Francia, conviene hacer uso de tu red de contactos en el país, ya que así la búsqueda será mucho más rápida y fructífera. Por último, el mercado laboral francés se caracteriza por su alta cualificación y especialización. Esto significa que debes tratar de presentarte a los puestos de tu campo, ya que los cambios de profesión no son algo común aquí. Si quieres saber más acerca de trabajar en Francia, no dejes de leer nuestros artículos.

Estudia en Francia

El sistema educativo francés presume de tener una gran reputación, por lo que Francia siempre será una apuesta segura si quieres estudiar en el extranjero durante tu carrera universitaria o con cualquier otro tipo de estancia formativa. Si provienes de un país de la Unión Europea y quieres estudiar en Francia, el proceso será bastante sencillo gracias al Espacio Europeo de Educación Superior y al Plan Bolonia. Ambos acuerdos han permitido la estandarización de las titulaciones superiores en todo el continente, promoviendo la movilidad de estudiantes, favoreciendo el reconocimiento y homologación de títulos y asegurando una enseñanza superior de calidad. Pero como del dicho al hecho, hay un trecho, la realidad es que llevar a la práctica estos acuerdos no siempre es fácil. Algunos estudiantes tienen problemas con el reconocimiento de créditos adquiridos durante su intercambio universitario al regresar a su país, por ejemplo. Sin embargo, y a pesar de ser unos acuerdos aún bastante mejorables, lo cierto es que ambos han facilitado considerablemente la movilidad estudiantil y el intercambio cultural. En bab.la te proporcionamos la información que necesitas para estar preparado ante cualquier imprevisto y saques el máximo provecho a tu estancia en el extranjero.