Italia

Descubre la dolce vita en todo su esplendor

La familia es el eje de la vida en Italia. Se desayuna en familia, se come en familia, se toma el café en familia. Un típico día laboral a la italiana empieza con un espresso para enfrentar la jornada con energía, continúa hasta el mediodía cuando se hace una pausa para comer (¿adivináis con quién?) y termina por la tarde. Por otro lado, la vida social es algo también muy presente en el día a día de los italianos. Las veladas con los amigos suelen empezar con el llamado aperitivo, una copa, generalmente de prosecco, acompañada de un pequeño tentempié para abrir el apetito antes de cenar. Si quieres saber más acerca de la cultura italiana y sus costumbres, ¡sigue leyendo!

Italia: la meca del arte y la cultura

Italia es el país del mundo con más Patrimonios de la UNESCO, más de 50 para ser más precisos. La cultura abunda en este país y prueba de ello son los miles de millones de turistas que recibe cada año. Ya seas de los que disfruta pasando las horas bronceándote en la playa, escalando la más alta montaña o descubriendo cada rincón de una ciudad, Italia estará a la altura de tus expectativas vacacionales. El rico patrimonio histórico de Italia está reflejado no solo en sus monumentos, sino es los diferentes estilos de vida y costumbres de todas sus regiones. Las veinte divisiones administrativas que componen Italia son dignas de visitar y explorar y cada una de ellas te ofrecerá una experiencia totalmente única.

Aprende italiano

A pesar de no ser de las lenguas más extendidas del mundo, ya que se habla predominantemente en Italia y el sur de Suiza, el italiano es el quinto idioma más estudiado. Aprender italiano está en la lista de cosas que hacer antes de morir de muchos por diversos motivos, pero nos atreveríamos a decir que la belleza de este idioma y su sonoridad, son los principales. Aunque también es cierto que en muchas industrias las empresas italianas tienen una presencia notable, como el cine, la moda y el arte. Si se sueña con hacer carrera en alguna de ellas, aprender italiano sin duda multiplicará las posibilidades de éxito. Otro de los atractivos del italiano además de su musicalidad y sonoridad, es su similitud con el español. Al pertenecer a la misma familia lingüística, aprender uno u otro idioma siendo hablante nativo del otro resulta tremendamente sencillo. Comunicarse con un italiano es posible incluso sin tener conocimientos previos del idioma. Además, los italianos son tan abiertos y amigables que es difícil no terminar entablando una larga conversación con ellos. Esta característica de su cultura hará que tu aprendizaje sea mucho más rápido y ameno, y que te encuentres parloteando como uno más en un santiamén. Una vez te sumerges en la gramática italiana, la cosas se complica, y alcanzar un nivel avanzado requerirá sin duda mucho esfuerzo pero para eso cuentas con herramientas como nuestro diccionario de español-italiano y nuestro conjugador de verbos. Para continuar mejorando la gramática y la pronunciación por tu cuenta, además de hablar con los locales de manera continua, también puedes escuchar las letras de los músicos italianos del momento o ver cine italiano, uno de los más valorados del mundo. Por otro lado, puedes practicar lo que vas aprendiendo con los juegos y tests de bab.la. ¡Aprender italiano está al alcance de tu mano!

Deleita tu paladar con comida italiana

La tan saludable dieta mediterránea es la base de la comida italiana y aunque los platos estrella sean la pizza y la pasta, la gastronomía del país ofrece mucho más que eso. Cada región tiene una variada selección de especialidades, siendo algunos ejemplos el cannolo siciliano de Sicilia, la focaccia de Génova, o el limoncello de Nápoles. Lo que caracteriza a la comida italiana son sus ingredientes naturales y de producción local; lo que la hace tan deliciosa y exquisita es su simplicidad y el aceite de oliva como ingrediente principal. Pasar una temporada en Italia hará de ti todo un maestro de la cocina e inevitablemente te colocará frente a los fogones en todo evento familiar. Sin duda una estancia en Italia te deleitará tanto el alma como el paladar.